lunes, 18 de abril de 2011

INDUSTRIAS «NTRA. SRA. DEL CARMEN» EN PUENTE GENIL






El legado centenario del grupo de industrias «Ntra. Sra. del Carmen» se ubica en el barrio pontanense de la «La Estación», concretamente en la avenida que da nombre a la barriada. En su origen, la industria lindó al norte con la citada avenida y al sur con la vía férrea Córdoba-Málaga, quedando circundada por cercas en una superficie total que rebasaba las dos hectáreas. El complejo fabril estuvo formado, a lo largo de su historia, por diferentes instalaciones agroindustriales: harinera, fábrica de pastas, panadería, extractora de orujo, jabonería, almazara, refinería de aceite y almacenes. En el conjunto se producían aceites de oliva y aceites refinados de oliva u orujo, se aprovechaban las grasas mediante su transformación en jabones y, por otra parte, se realizaba la molienda del trigo con molinos de cilindros para producir harinas, elaborar pastas alimenticias (fideos) y fabricar el pan. Además incluía también edificios civiles dedicados a los trabajadores, como lo fueron la iglesia «Ntra. Sra. del Carmen» y las viviendas obreras.
La fábrica de harinas «Ntra. Sra. del Carmen» fue el primer edificio que se construyó en el complejo, empezando a funcionar el 17 de junio de 1905. En los primeros años de funcionamiento, la producción harinera oscilaba entre 18 y 20 toneladas diarias; cada día se vendían unos 4.000 panes entre Puente Genil y algunos pueblos de la comarca. Por otro lado, la Sociedad se dedicó también a los aceites de oliva y sus derivados. Tras 60 años de intensa actividad, la industria se declaró en estado de quiebra el 29 de septiembre de 1965.
El edificio principal que dio origen a las Industrias «Ntra. Sra. del Carmen», presentaba inicialmente tres cuerpos bien diferenciados: uno central retranqueado, para la fabricación de harinas y sémolas, y dos laterales, formados por naves pareadas de doble vertiente ―un par en cada lado― dedicadas a los cereales y sus derivados (pan, trigo, pasta…), cuya parte este se reformó posteriormente para otros usos. A la espalda de estas construcciones, concretamente por su parte oeste, se sitúan aisladas tres naves adosadas y simétricas a dos aguas, aunque pretéritamente implicadas en el aprovechamiento aceitero. Junto a estos últimos elementos se hallan una centenaria orujera con chimenea industrial de 42 metros y un edificio de construcción posterior (1954) destinado a refinería y jabonería, todos ellos cimentados sobre un solar anexo colindante con la vía férrea y desnivelado varios metros por debajo respecto a los restantes elementos del complejo.
El conjunto de industrias y servicios de «Ntra. Sra. del Carmen» quedaba delimitado mediante cercas enrejadas con zócalos y pilares de mampostería, en cuyo perímetro se dispusieron varias verjas de entrada. En este cerramiento se incrustaron diversas argollas que se utilizaron para ensogar a los carros de las personas que iban a comprar los productos allí elaborados.
La fábrica de harinas «Ntra. Sra. del Carmen» reabrió sus puertas el 14 de marzo de 2008, tras una profunda rehabilitación que lo convirtió en el primer hotel de cuatro estrellas con el que actualmente cuenta esta ciudad.
El inmueble formado por la jabonería y la refinería ha sido restaurado recientemente a través de una escuela taller y una empresa externa, convirtiéndolo en la nueva sede para una empresa pública municipal denominada SODEPO.


Autores: Alberto Moreno y M. Yolanda López (2011).

Bibliografía:
- LÓPEZ GÁLVEZ, M. Y. (2010). "El aceite de oliva y sus complejos industriales en la provincia de Córdoba". Universidad de Córdoba.
- MORENO VEGA, A.; LÓPEZ GÁLVEZ, M. Y. (2011). "Las harineras cordobesas: historia, tecnología y arquitectura (siglos XIX-XX)". Córdoba.

1 comentario:

  1. Mi padre trabajó en ella hasta su cierre. Se dejó (Antes de casarse) mano y media en un accidente. El motivo del cierre que argumentan, debe ser la versión oficial. Nada que ver con la realidad. Falleció en Abril del 2012 después de cumplir los 100. Jose Palma Gerrero. Va por ti PAPI.Y por tu lucha para que todos los trabajadores del Carmen, pudieran cobrar las indemniciaciones que os negaban y a las que teniais derecho.

    ResponderEliminar